Emprendedores de la UPO: Cristóbal Fernández Zabala de Grupo Hespérides

Tags: emprendedores UpoGrupo HesperidesSperiens Categoría: Nuestros emprendedores

Entrevista a Cristóbal Fernández Zabala de Grupo Hespérides Biotech, una empresa que ha desarrollado la primera bebida de baja graduación alcohólica obtenida a partir de la fermentación natural y controlada del zumo de naranja.

1 comentario.       Entrar o Registrarse para comentar

1.- Describe brevemente la actividad de vuestra empresa

Grupo Hespérides es una empresa de base tecnológica que centra su actividad en el desarrollo de alimentos y bebidas innovadoras, a partir de transformaciones biotecnológicas de materias primas básicas, destinados a nichos de mercados previamente detectados. Aporta soluciones biotecnológicas a la industria alimentaria en forma de nuevos productos, de modo que ésta pueda introducirlos en sus canales de distribución, rentabilizándolos y manteniendo así un alto nivel de innovación, clave de la competitividad.
Al mismo tiempo, complementamos esta actividad con una serie de servicios destinados al análisis de la fertilidad de los cultivos y los controles de calidad de los productos alimenticios comercializados. Esta última actividad se lleva a cabo a través de la marca INNOAGRAL.

2.- ¿Cuándo surge vuestra inquietud empresarial o idea de negocio?

La iniciativa que da lugar a la empresa Grupo Hespérides Biotech surge cuando estudiábamos 3º de carrera y se basa en la fermentación del zumo de naranja con el objetivo de desarrollar una bebida de baja graduación alcohólica. Esta idea nace a partir del conocimiento de las distintas líneas de bebidas fermentadas existentes en el mercado, como lo son la cerveza, proveniente de la fermentación de la cebada; el vino, fruto de la fermentación de la uva; y la sidra, obtenida a partir de la fermentación de la manzana. Además, a esto se une la grave crisis que está afectando al sector cítrico en Andalucía y la excesiva importación de naranjas y zumos concentrados provenientes de países como Brasil y Marruecos que provocaban excesos de producción que repercute en pérdidas para los agricultores españoles. De esta forma, utilizando los conocimientos biotecnológicos, pretendemos transformar la fruta en un nuevo producto y diversificar el mercado de la naranja, aportando una solución para paliar parcialmente dicha crisis.
Una vez que teníamos esta idea, el siguiente paso era dar forma a dicha idea. Era el momento de enfrentar dicha idea a los consumidores y definir los principales atributos que debía de poseer la bebida. Para ello, realizamos sesiones de focus groups en Sevilla, Barcelona y Madrid en las que se definía la idea a los consumidores para que estos fueran dándole forma. De dicha investigación salieron las características que debía poseer el producto y en base a ellas hemos desarrollado SPERIENS, que es como se llama esta bebida.

Speriens

Se podría decir que nosotros hemos desarrollado un producto para cubrir una necesidad que los propios consumidores nos han definido, a diferencia de lo que hacen otras muchas empresas las cuales desarrollan productos y posteriormente tratan de convencer al cliente a base de publicidad. Esto, unido al feedback que nos reportan las catas que estamos ofreciendo a lo largo de toda España, nos hace ser optimistas en cuanto a la aceptación de SPERIENS en el mercado. No en vano, es una innovación mundial que no deja indiferente a todo aquel que tiene oportunidad de probarla.

3.- Antes de comenzar vuestra carrera empresarial ¿Conocíais los recursos de ayuda a emprendedores que se ofrecen desde la Fundación Universidad-Sociedad y desde la UPO?

Realmente no. Por suerte o por desgracia hemos sido la primera iniciativa emprendedora en dar a luz una empresa de base tecnológica desde nuestra universidad. Esto nos ha supuesto tanto ventajas como inconvenientes, ya que no existía una normativa que regulara estas iniciativas desde estudiantes ni tampoco programas de apoyo establecidos. No obstante, el dinamismo y buen hacer que caracterizan a nuestra universidad nos han permitido avanzar con paso firme en nuestra carrera emprendedora, siempre unidad a la universidad.

4.- ¿Os ha sido útil el asesoramiento recibido desde la Fundación Universidad-Sociedad de la UPO en materia de autoempleo?

La realidad es que llevamos poco tiempo colaborando con la Fundación Universidad-Sociedad pero la verdad es que la experiencia ha sido muy buena al facilitarnos el acceso al mercado laboral y establecer un modelo de prácticas en empresas para las diferentes titulaciones.

5.- ¿Con qué recursos habéis contado para montar vuestra empresa?

Cuando comenzamos nuestra actividad, éramos aún alumnos, y por tanto apenas disponíamos de recursos económicos por lo que tuvimos que acudir a las ayudas que ofrecen las administraciones a través de los distintos mecanismos de los que disponen para fomentar la creación de empresas.

En la actualidad, en nuestro país existen multitud de mecanismos y ayudas para financiar proyectos innovadores de base tecnológica. Por nombrar algunas, podemos destacar los centros de apoyo al desarrollo empresarial, las cámaras de comercio, las OTRIS de las universidades, fundaciones de emprendedores, etc.

En nuestra opinión se está realizando un buen trabajo desde las Administraciones, quienes están apostando por los jóvenes para acelerar el cambio de modelo productivo. Nosotros podemos hablar desde nuestra experiencia en la que hemos recibido un gran apoyo de la Junta de Andalucía. Así, en primer lugar, nos ofrecieron un alojamiento donde poder desarrollar nuestra actividad y posteriormente formación a través del CADE, centro de apoyo al desarrollo empresarial. Además, en lo que se refiere a la financiación, la Junta de Andalucía, a través de la agencia IDEA, nos ha concedido un programa CAMPUS, un préstamo participativo a devolver en 7 años en caso de que el proyecto sea exitoso.

A nivel nacional, el Ministerio cuenta con numerosos programas de los que se pueden beneficiar los emprendedores para cubrir sus necesidades, ya sean de personal, a través del Programa Torres Quevedo, por ejemplo, o económicas, a través de las ayudas Neotec, entre otras.

En definitiva, creemos que se está trabajando en todos los frentes para facilitar en la medida de lo posible la puesta a punto de nuevos proyectos, fomentando sobre todo la formación y la financiación aunque, como siempre, es posible mejorar las vías de financiación públicas para hacerlas más accesibles a los emprendedores.

6.- ¿Cuáles son los principales problemas con los que os habéis encontrado a la hora de emprender?

La realidad es que las trabas no han sido pocas pero las podríamos resumir en cuatro: formación empresarial, financiación, sacrificio y juventud.

En primer lugar, nuestra formación es científica y hemos tenido que formarnos en otras áreas. Para ello, hemos realizado multitud de cursos de forma paralela a la carrera y después hemos realizado distintos master de dirección de empresas. En cuanto a la financiación, existen bastantes ayudas pero no es fácil acceder a ellas. En tercer lugar, son necesarias muchas horas de dedicación para crear una empresa, teniendo, en muchas ocasiones, que dejar de hacer lo que un chico de 20 años suele hacer que es divertirse con sus amigos. Y por último, aunque muchos piensan que es una ventaja ser joven en muchas ocasiones crea desconfianza y falta de credibilidad.

7.- ¿Qué riesgos habéis asumido?

Los riesgos asumidos, al igual que ocurría con las trabas, no han sido pocos y es que, cuando se quiere crear algo desde cero, arriesgar es la única forma de conseguirlo. Con esto no quiero decir que se deba arriesgar de forma indiscriminada, sino que es necesario arriesgar con sentido común y siempre tras haber valorado los pros y los contras de nuestra decisión.
Además, al contrario de lo que la mayoría de las personas puede pensar cuando se habla de arriesgar, no solo se trata de una cuestión económica. Por ejemplo, yo considero que nosotros, aunque hemos arriesgado dinero, también hemos arriesgado algo más importante que es mucho tiempo. Además, esto ha supuesto que hayamos dejado pasar la oportunidad de haber encontrado trabajo de forma casi segura al pertenecer a la primera promoción de biotecnología. Así, a diferencia de la mayoría de nuestros compañeros de carrera, tras finalizar la misma, no buscamos trabajo sino que decidimos apostar por nuestra empresa. En el caso de que no nos fuese bien, ahora tendríamos más dificultades para encontrar trabajo pues ya son varias las promociones de biotecnólogos que han salido después de nosotros.

8.- ¿Cuál es el principal reto de futuro de vuestra empresa? 

Aun en los tiempos que corren, en los que la competencia es cada vez más ingeniosa, tenemos que mejorar cada día más. Así, nuestro objetivo más inmediato es consolidarnos como empresa y ampliar la cartera de productos.
Para ello, pretendemos abrir nuevas líneas de investigación en colaboración con varios grupos de investigación. Estas investigaciones no sólo nos permitirán obtener nuevos productos para licenciarlos a otras empresas sino que también nos reportaran experiencia y tecnología que nos será de utilidad para futuros desarrollos. Para llevar a cabo estas investigaciones, estamos solicitando un Neotec al CDTI con el que pretendemos obtener financiación para la incorporación de personal.

Además, entre nuestros objetivos también se encuentra el fomento del emprendizaje en la sociedad española, principalmente entre los jóvenes pues lo consideramos fundamental para salir de la situación de crisis en la que nos encontramos. Con este objetivo, recientemente hemos puesto en marcha, en colaboración con la FEBiotec, el proyecto Emprendevirus. Para más información acceder a www.emprendevirus.es.

9.-¿Qué consejo darías a aquellos/as jóvenes que desean emprender?

La idea fundamental que querría transmitir a los jóvenes emprendedores es que cuando uno emprende siempre se sale ganando, ya sea porque se consigue crear una empresa de éxito o porque se adquiere una experiencia y conocimiento que de ninguna otra forma se podrían conseguir. Es cierto que es un camino sacrificado y duro, pero no es menos cierto que es un camino gratificante y enriquecedor como pocos. 

Al margen de lo anterior, recomendaría a los futuros jóvenes emprendedores que no descuidaran la formación y apostasen de forma decidida por la innovación y la diferenciación. Al mismo tiempo es necesario tener la motivación, la fortaleza y la templanza necesaria para poder levantarnos tras cada tropiezo y reaccionar rápidamente frente a lo inesperado.

Además, es necesario planificarse en el tiempo y realizar un estudio proactivo del entorno para detectar nuevas necesidades y generar valor a partir de todo aquello que se haga. Para generar empresas de excelencia ya no basta con reaccionar o prevenir, es fundamental generar los cambios, ser capaz de fijar nuevas reglas de juego. 

En un mundo con abundante oferta, es fundamental poseer la creatividad mínima para darle tanto a los productos y servicios, como a los procesos de producción y venta, ese toque especial que nos distinga de los competidores. Sin capacidad de creatividad e innovación nuestras posibilidades son más que limitadas, muy limitadas. Ante tan alto grado de competencia, sobresalir para atraer los deseos y necesidades de los consumidores requiere de algo que lo haga único y especial. 

Comentarios

Naranjas Eco 26/Nov/2017 21:56:16

Espero que la aventura os haya ido bien. Lo cierto es que los licores a base de naranja ya no son una bebida estraña y ya se pueden encontrar en la hostelería. En https://naranjaseco.com estamos valorando si hacer algo parecido. Os agradeceriamos consejo

Entrar o Registrarse para comentar.