¿Cómo Emprendo?

¿Cómo Emprendo?

Si tienes una idea y estás pensando en montar una empresa, en UPOemprende encontrarás todo lo necesario para que puedas llevarla a cabo con éxito. Aquí te presentamos un breve resumen de los pasos a seguir, pero recuerda que en todo momento podrás ser asesorado por técnicos especialistas en creación de empresas, que te acompañarán y guiarán a lo largo de este proceso hasta que tu empresa sea una realidad.

Comienza tu camino de la mano de nuestros especialistas: regístrate en el portal, descárgate el formulario según corresponda (el de alumno/a-titulado/a o el de PDI), rellénalo y envíanoslo por correo a upoemprende@upo.es y nos pondremos en contacto contigo para establecer una cita:

 

Fases para la creación de una empresa:

Paso 1: ¿Es viable mi idea?                                                                                             

Será una parte muy importante a la hora de comenzar a emprender. Es importante que desarrolles tu idea bajo parámetros que te permitan constatar que el objetivo a alcanzar es viable y realista. El futuro del proyecto dependerá de la solidez de este primer paso.

Antes de analizar con detalle tu proyecto y prodecer a la realización del Plan de Empresa es fundamental que evalúes la idea de la que partes basándote en criterios realistas y objetivos. En ese sentido deberías responder a una serie de cuestiones tales como:

¿Es realista mi idea? ¿La rentabilidad justifica desplegar tal esfuerzo? ¿Es viable económicamente? ¿Y técnicamente? ¿Estoy en condiciones de acometerla?

A la hora de crear tu empresa es muy importante no dejar nada a la improvisación. Cualquier problema que intuyas en un principio y que no resuelvas en primer término se convertirá en un obstáculo que puede llegar a echar por tierra tu esfuerzo. Tener la máxima información sobre el producto y las variables relacionadas con él o, en su caso, sobre el servicio que sea centro de tu idea, evitará errores de planteamiento que pueden originar dificultades insalvables cuando ya has comenzado la inversión económica en tu proyecto.

Paso 2: El plan de Negocio.

Una vez que hayas definido la idea deberás elaborar un Plan de Negocio. Se trata de un estudio de todos los factores que influirán, o podrían influir, en tu actividad empresarial.

En el plan de Negocio de detalla de forma organizada toda la información necesaria para poder poner en marcha la actividad de tu empresa. Es importante ser lo más preciso posible, esto evitará riesgos en los primeros meses de actividad.

Además, el Plan de Negocio te ayudará:

  1. Te hará plantearte diversas cuestiones que tendrás que analizar y buscar alternativas para disminuir la probabilidad de que cometas mayores equivocaciones.
  2. Será una eficaz tarjeta de presentación, fundamental a la hora de buscar el apoyo económico de entidades o inversores y la colaboración de expertos.
  3. Te permitirá analizar las desviaciones de tu previsión inicial.

Paso 3: La Forma jurídica.

A la hora de elegir cual es la forma jurídica que mejor se adapta a tu empresa es muy útil seguir los siguientes criterios:

1. Responsabilidad: A la hora de decidir si vamos a ser empresario autónomo o constituir una sociedad, debes saber que como empresario autónomo, tu responsabilidad será universal e ilimitada. Eso implica que arriesgaremos todo nuestro patrimonio presente y futuro. Con una sociedad, la responsabilidad estará limitada al capital aportado.

2. Socios: Antiguamente, si emprendías tú solo, te constituías como autónomo y si tenías socios, creabas una sociedad. Ahora, con las sociedades limitadas puedes constituir una sociedad unipersonal limitada o anónima.

3. Capital Social: Con una sociedad unipersonal limitada, únicamente deberás aportar 3.012€ para constituirla, mientras que con una sociedad anónima, necesitarás 60.000€.

4. Fiscalidad: Si operas como autónomo, tributarás por Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), de tal forma que a mayor número de ingresos pagarás más, ya que es un impuesto progresivo. En una Sociedad, no tributarás por IRPF, si no por el Impuesto de Sociedades, siendo el tipo general de un 30% actualmente.

Si en tu negocio, haces un cálculo y crées que facturarás más de 40,000€, se recomienda que tu forma jurídica sea una sociedad, ya que si trubutas por IRPF, al ser progresivo, pagarías mucho más.

Paso 4: ¿Como financiar mi empresa?

capital

Lo recomendable al iniciar un nuevo negocio o empresa, es usar capital propio. Sin embargo, muchas veces el capital que tenemos o podemos conseguir de la familia y amigos no es suficiente para crear nuestra empresa, por lo que se nos hace necesario la búsqueda de financiación bien por medio de subvenciones, inversiones o préstamos.

 

 

Financiación pública: (ver ipyme.org)

No cabe duda de que la financiación pública es hoy más que nunca una herramienta competitiva que toda startup o emprendedor debería valorar en su plan de negocio. Existen diferentes tipos de incentivos para la creación de empresas tanto a nivel nacional como autonómico y local. 

Entre los programas de financiación pública para el desarrollo de empresas innovadoras encontramos los siguientes:

1. Programa CAMPUS (CEIC-Junta de Andalucía). El Programa CAMPUS es una iniciativa de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía en colaboración con las Universidades Andaluzas para desarrollar empresas de base tecnológica (EBT) y de base innovadora (IBI), surgidas en el entorno universitario.
La Agencia respalda la puesta en marcha de proyectos de base tecnológica de distintos ámbitos por medio de la Universidad Andaluza y mediante la concesión de un préstamo participativo a través de Invercaria, Empresa pública de Capital-Riesgo.
La Universidad se compromete a desempeñar una labor de tutoría del proyecto desde el primer momento y la Agencia IDEA se encarga de prestar el asesoramiento necesario para la financiación y desarrollo del proyecto.

2. Apoyo a la financiación de emprendedores (DGPYME- Ministerio de Trabajo) La DGPYME, bien directamente, o bien a través de La Empresa Nacional de Innovación (ENISA) o la Compañía Nacional de Reafianzamiento (CERSA), facilita a los emprendedores financiación directa o acceso a las fuentes de financiación.

3. Iniciativa Neotec de apoyo a la creación de empresas de base tecnológica (CDTI)
El CDTI financia iniciativas empresariales surgidas a partir del conocimiento generado en el ámbito universitario y/o de centros de investigación, así como aquellas otras surgidas de emprendedores con experiencia profesional en el ámbito empresarial, todas ellas con una estrategia de negocio basada en el desarrollo de la tecnología.

Las nuevas EBT deberán presentar un plan de empresa a 5 años, de los cuales CDTI podrá financiar como máximo los dos primeros desde la fecha de solicitud de la ayuda.

Otras ayudas públicas:

4. Plan de Fomento y Consolidación del Trabajo Autónomo: nuevos yacimientos de empleo
5. Financiación para inicio de actividad de trabajo autónomo
6. Línea ICO-Emprendedores
7. Programa de microcréditos

Más info en Sección Programas de financiación pública

Financiación Privada

Bussines Angel: Se trata de personas físicas con un amplio conocimiento de determinados sectores y con capacidad de inversión, que impulsan el desarrollo de proyectos empresariales con alto potencial de crecimiento en sus primeras etapas de vida, aportando capital y valor añadido a la gestión. Los business angels se diferencian de los inversores tradicionales y del capital riesgo en su implicación en la gestión de la empresa.

Al igual que las entidades de capital riesgo, se trata de inversores que apuestan por un proyecto empresarial, sin involucrarse en el día a día, pero aportando un valor añadido.

Las características principales de los business angels son las siguientes:

  • Invierten su propio dinero.
  • Se invierte en la etapa inicial de la vida de una empresa.
  • Sus decisiones de inversión pueden ser distintas a las motivaciones estrictamente financieras (satisfacción profesional, vinculación familiar, etc.).
  • Invierten sólo en zonas próximas a su lugar de residencia.
  • Los importes invertidos son muy inferiores a la media que dedican las entidades de capital riesgo en cada operación.
  • La desinversión, suelen ser más lenta que en el caso de los inversores de capital riesgo.
  • La rentabilidad es generalmente inferior a la obtenida por las entidades de capital riesgo.

Los Business Angels suelen organizarse en Asociaciones Territoriales o “Redes de Business Angels”. Estas son organizaciones que tienen por objeto acercar pequeñas y medianas empresas, nuevas o en fase de crecimiento, con inversores informales y privados. Las redes de business angels cumplen dos funciones principales: reunir a los business angels y aumentar la eficacia de su proceso de contacto con proyectos de inversión interesantes.


Family office: Se trata de una figura que comenzó en EE.UU hace unos 20 años. Las Family Offices es un tipo de inversor creado en su mayoría por familias con patrimonios importantes, que designaban a alguno de sus miembros para administrarlos y atender todos los problemas derivados de su gestión. Este modelo fue tomando forma y pasó hace más de 10 años a Europa, donde hoy ya funcionan varios family offices en distintos países de ese continente. En España aún se encuentra poco extendido.

El Family Office es un servicio de asesoramiento que trabaja exclusivamente en favor de la organización familiar alineada con sus intereses, colaborando en preservar su patrimonio y sus valores, de modo que puedan perdurar a lo largo de varias generaciones.

Se trata de un grupo de profesionales, altamente capacitados en distintas disciplinas y que tienen que ver con gestión, planeamiento y protección del patrimonio familiar, y se ocupan de toda la problemática de una familia. No sólo tiene que ver con sus activos y pasivos, sino que es un concepto mucho más amplio e importante, como asesorar en asuntos legales, fiscales, de seguros, inmobiliarios, filantropía, las inversiones, planeamiento de sucesiones, la confección de protocolo familiar para una correcta difusión de sus valores y la comunicación entre sus miembros, de tal manera de promover la integración de todos los que forman parte de la familia, con el objetivo de que la visión y valores perduren por varias generaciones.

Los profesionales no administran el patrimonio, sólo dan consejos, evalúan riesgos, sugieren alternativas para que la propia familia, en un esquema organizado, tome sus propias decisiones.

Dentro de sus actividades, una parte importante la dedican a las invesiones en nuevos proyecto empresariales, aportando sobre todo capital.


Capital riesgo:
El capital de riesgo es una forma de financiar empresas que están naciendo y que no tienen un historial que permita confiar en sus resultados o tener la seguridad de que se recibirán retornos por el dinero que se le preste.

Por ese motivo, los inversionistas que ponen su dinero en fondos de capital de riesgo, buscan empresas que puedan crecer rápidamente y que tengan modelos de negocios innovadores (por lo tanto, que aseguren un buen rendimiento una vez que empiecen a funcionar) y que, además, estén en una etapa temprana de desarrollo. Cuando un Fondo de Riesgo invierte en una empresa se transforma en dueña parcial o accionista de ésta.

 

Otros medios más innovadores actualmente: son el crowdfunding y, últimamente, el crowdlending (préstamos entre particulares/ empresas) y los crowdangels.

http://crowdemprende.com/directorio-de-plataformas/

 

Recuerda que puedes REGISTRARTE y contactar con nosotros a través del formulario de contacto o en los teléfonos 954 349090/ 954 978081 o por correo upoemprende@upo.es y hacernos llegar las dudas que tengas sobre emprendimiento.